Os hago un resumen de un artículo interesante escrito por la Dra. Lucia Galán y dirigido al periodista Javier Cardenas sobre las vacunas.

……..Podría contarle tantas y tantas cosas de enfermedades hoy en día prevenibles con las vacunas; pero no lo voy a hacer por no extenderme. Sólo le voy a decir tres cosas.
1.Las vacunas no causan autismo. Este bulo nació en el año 1998 del Sr. Wakefield, médico corrupto al que el Colegio General Médico Británico le retiró la licencia de médico acusándole de actuar de forma deshonesta e irresponsable, reconociendo que las conclusiones y los métodos del médico británico eran falsos. Los pacientes seleccionados en su estudio pertenecían a familias vinculadas al movimiento antivacunas. Y para más datos, la generosa financiación provenía de un bufete de abogados que pretendía demandar posteriormente a las farmacéuticas fabricantes de la vacuna. Fue el mayor escándalo médico de la historia británica. En los años posteriores se han publicado cientos de estudios científicos con decenas de miles de niños estudiados y en ningún caso se observó tal asociación. El daño estaba hecho y miles de familias optaron por no vacunar causando la muerte por sarampión de un gran número de niños en todo el mundo. Desgraciadamente hay decisiones que te pueden costar la vida y lo que es peor, la de tus hijos.
2.No hay ninguna epidemia de autismo, para ser más exactos, de trastorno del espectro autista. Se diagnostican más casos ahora porque hasta hace unos años ni siquiera estaba contemplado en el DSM (Diagnostics and Statistics Manual of Mental Disorders). Fue en el año 1980 cuando se empezó a hablar de autismo, hasta la fecha a estos niños se les trataba como una variante de la esquizofrenia (terrible ¿verdad?). Ya en 1987 se desterró el término de autismo y se sustituyó por “trastorno autista” y desde entonces los términos y variantes diagnósticas han ido evolucionando hasta el día de hoy. Ahora se diagnostican más casos porque los profesionales estamos formados en ello, porque estamos atentos, porque tiene unos criterios claros que te llevan al diagnóstico, porque afortunadamente desde los 18 meses los pediatras estamos en alerta y porque forma parte de nuestro trabajo el identificar problemas en el neurodesarrollo, cosa que no ocurría hace 20 años.
3.Las vacunas son seguras, no contienen mercurio, son efectivas y salvan cada año millones de vidas en el mundo. Las vacunas suponen el mayor avance de la medicina en los últimos años y sembrar la duda con informaciones desfasadas, equivocadas y falsas, es una temeridad.
Podeis leer el artículo completo en http://www.luciamipediatra.com/javier-cardenas-vacunas/

Espero os ayude en vuestra dificil tarea de ser padres.

Pedro Camacho

www.colicolactantetalavera.es
Diplomado Universitario en Enfermería
Osteópata Craneosacral por The Upledger Institute (España),
Terapeuta del Método Rubio para el tratamiento del cólico del lactante
Miembro del Comité de Lactancia Multidisciplinar del Hospital Nuestra Sra. del Prado de Talavera de la Reina (Toledo).

Categoríabebé
Etiquetas