Es un tema un poco desagradable pero importante.

Las heces residuales son esas heces que se quedan adheridas en las paredes intestinales y que en poco o en gran medida obstruyen el paso normal de heces y gases, dependiendo del grado de afectación que sufra el bebé y que les produce entre otras dolor por acúmulo de bacterias, gases y heces.

En el tratamiento de elastificación del intestino y estomago que realizo para el tratamiento del cólico del lactante, los papás podrán observar sobre todo durante la primera semana del comienzo del tratamiento, que el bebé irá expulsando las heces residuales que quedan en el sistema digestivo.

Estas heces suelen ser de color marrón o verde oscuro y al ser más ácidas suelen irritar el culito del bebé, para ello es importante una correcta hidratación del mismo, como te enseñamos en consulta.

A medida que la liberación o relajación del tejido contiguo al intestino se va produciendo gradualmente después del tratamiento realizado en consulta, se irán arrojando estas heces.
Es importante que las expulse para que notéis la mejoría en vuestro bebé.

En ésta fotografía se ve claramente un ejemplo de expulsión de estas heces y heces consideradas “normales” con trozos de heces residuales.