El cólico del lactante es un dolor intermitente de la zona de la tripa y la barriga que aparece y desaparece. No se sabe cuando se manifiesta ni cuando se calma.

Cuando cede el episodio de dolor, el bebé parece sano, come bien, gana bastante peso, duerme adecuadamente y está feliz.

El dolor no se calma ni al comer ni al cogerlo y puede durar bastante tiempo (en ocasiones hasta 2 o 3 horas) y es un llanto intenso e inconsolable claramente diferenciable del llanto por hambre o molestia en el pañal (caca o pis abundante).

He visto numerosos casos en los que el bebé puede tener una molestia continua durante todo el día, pero habitualmente los cólicos del lactante suelen aparecer por la tarde-noche, acompañados de piernas encogidas y enrojecimiento de la piel.

No tienen porque ser diarios, pero ocurren al menos 2-3 veces a la semana y durante varias semanas.

Generalmente, aparece entre los 15 y 45 días de vida y puede durar 3 o 4 meses para después desaparecer.

El tratamiento del cólico del lactante que empleo se basa en:

  • La utilización del MÉTODO RUBIO como método de osteopatía visceral.

(Tratamos sistema digestivo grueso, delgado y estomago, todas sus válvulas, esfínteres y curvaturas incluidas, ya que todo está relacionado con el cólico del lactante: malas digestiones, reflujos, regurgitaciones, acumulo de gases, etc..)

  • Una intervención global de la situación del bebé y sus cuidados.

Debido a mi experiencia acumulada desde 1997 con todo lo relacionado con el bebé sano en Atención Primaria y desde 2012 en el Servicio de Neonatología en Atención Especializada del Hospital Ntra. Sra. del Prado de Talavera de la Reina.

Es por eso que en mis consultas, no solo tratamos el cólico del lactante, también se proporcionan consejos muy utiles en el día a día y pautas de actuación a los papás que les permite aliviar la impotencia que sienten de “no saber que tienen que hacer” individualizadas para cada caso y según la problemática encontrada.
Al actuar osteopáticamente sobre el cólico y además anular todas las posibles causas que lo pueden producir, (que…. recordemos que es de origen multicasual), obtenemos una altísima probabilidad de solucionar este delicado y cada vez más frecuente problema.

Mi tratamiento obtiene una mejoría o desaparición de los síntomas superior al 95%.

¿En qué consiste?

 ¿Qué hacemos?

  1. Se realiza una completa anamnesis mediante una completa historia clínica.
  2. Realizamos un masaje abdominal de la capa muscular superficial y profunda para conseguir la relajación y elastificación total del intestino, siguiendo el MÉTODO RUBIO. De esta forma conseguimos que el tránsito intestinal y los movimientos peristálticos se activen, facilitando el correcto funcionamiento del intestino, eliminando la tensión, disminuyendo las posibles retenciones y por tanto, desapareciendo las molestias que dan lugar al cólico del lactante.
  3. Se proporcionan consejos y pautas a seguir individualizadas para cada caso y según la problemática encontrada.

 Duración del Tratamiento:

Consta de 2 sesiones de 75 minutos de duración aproximadamente la primera sesión y de 30 minutos de duración aproximadamente la segunda realizándolo siempre acompañado de sus padres.

Entre la 1ª y 2ª sesión deben de transcurrir entre 4 – 7 días, dependiendo de las necesidades del bebé.

Reserva tu consulta

Ya puedes reservar tu consulta para una atención personalizada y cercana.

RESERVAR

Síntomas

Los principales signos que hacen sospechar que nuestro bebé esté sufriendo cólicos del lactante son los siguientes:

  • El bebé se encuentra molesto durante todo el día sin llegar a tener episodios de llanto excesivo.
  • Come con mucha ansiedad.
  • Suele tener tomas muy continuas porque el comer les calma.
  • Puede permanecer bastante tiempo llorando.
  • Tiene dificultad para dormirse, por lo tanto no presentará un sueño muy profundo. Tenderá a despertarse con facilidad. Tienen un patrón alterado de sueño.
  • El cólico del lactante puede tener un comienzo repentino. No tiene porque ser a la misma hora del día, pero suele ser sobre todo a última hora.
  • Tiene dificultad al expulsar los gases y evacuar las heces,
    para el eructo, o regurgitaciones abundantes, porque se ve afectado el tránsito intestinal, aunque no sufre ningún síntoma de enfermedad gastrointestinal. No tiene vómitos ni diarrea.
  • No responde a los estímulos tranquilizantes que a otras horas del día le relajan.
  • Su vientre está endurecido.
  • Se muestra agitado, molesto, inquieto e irritable, se tensa, se arquea, se “pone rojo”, cierra los puños y flexiona las piernas hacia el abdomen.
  • Muy característico los continuos intentos de empuje.

Causas

Según la A.E.P. (Asociación Española de Pediatría) la causa del cólico del lactante no se ha encontrado todavía, siendo probablemente de origen multifactorial. Yo también estoy de acuerdo en que influyen múltiples factores en su etiología como son:

  • Sistema nervioso o digestivo inmaduro.
  • Intolerancia a la proteína de la leche de vaca o a la lactosa.
  • Alteraciones de la función gastrointestinal.
  • Problemas de relación familiar. (Conductas inadecuadas de los padres ante lo que le pasa al niño).
  • Alteraciones del sueño en el bebé.
  • Reacciones alérgicas.

Y que es fundamental saber diferenciar y diagnosticar la causa o causas que lo producen. Desde el punto de vista osteopático, tiene una gran importancia:

  • A nivel digestivo, ya que muchas de las partes del sistema digestivo soportan mucha tensión y eso influye en su funcionamiento
  • El sufrimiento del cráneo en el feto durante el parto, que puede deberse a: Alteraciones del canal del parto( mal posicionamiento de la pelvis), Sufrimiento fetal( duración del parto, complicaciones o presentación del feto al nacer), Instrumental durante el parto( ventosas y fórceps), Maniobra de extracción (presión excesiva en el occipital, temporal y suboccipital), Acabalgamientos en los huesos del cráneo, Tensión en la región dorsal de la espalda del bebé, Síndrome de atrapamiento doble o múltiple.

Como podéis observar, son numerosas las posibles causas y por lo tanto numerosas las posibles soluciones. Te ofrezco una solución eficaz y personalizada.

“En mis consultas, no solo tratamos el cólico del lactante, también proporcionamos unos consejos muy utiles en el dia a dia y unas pautas de actuación a los papás.”

— Pedro Camacho

Beneficios

Alimentación

Realiza tomas más correctas y mantiene mejor el tiempo entre ellas.

Transito Intestinal

Mejora el tránsito intestinal y en la evacuación de las heces y los gases.

Adaptación

Le ayuda a adaptarse a su familia, al mundo, a su medio.

Reduce el estrés

Le reduce el estrés que para él ha supuesto su estancia en el útero y el parto, aliviándole diversos problemas.

Bienestar general

Reajusta todo su cuerpo, lo que le proporciona un aumento del bienestar general del bebé.

Salud

Servirá al bienestar de los niños, al mantenimiento de su salud y a la armonía de su desarrollo.

Diferencias de otros tratamientos y profesionales

En ocasiones los padres se encuentran en la situación de tener que tratar a su hijo de los cólicos del lactante y no saben a que profesional acudir o por cual tratamiento optar.
Esto es normal.
Preguntas a una mamá y a otra ……
Una mamá te dirá “acude a este profesional que a mi me fué muy bien” y otra mamá te dirá “acude a este otro porque a mi me fue muy bien”y así un largo etc, por lo que os surge la duda: a quien acudir?.
Os voy a decir unos consejos que os van a ayudar a elegir el profesional.
Pero antes recuerda una cosa importantisima: << la confianza en el profesional y el tratamiento elegido es fundamental para el éxito >>.

  •    Tened en cuenta que son muchas las posibles causas que pueden desencadenar el cólico del lactante y numerosas “las puertas abiertas”en cuanto a tratamientos o soluciones se refiere, que hay que intentar cerrar, dependiendo de la historia clínica que se plantea.
  •    Solamente estan capacitados para realizar una historia clínica correcta (parto, alimentación, patologías, etc) un pediatra o enfermero con experiencia en pediatría.

Dificilmente si el profesional es solamente fisioterapeuta u osteópata podrá diagnosticar un estreñimiento, una intolerancia, un reflujo o cambiar una leche en un determinado momento, resolver un problema de lactancia, mandar alguna medicación o retirarla , etc.. por poner solo algunos ejemplos.

  •    El tiempo de dedicación al tratamiento es fundamental, en 10 minutos de tratamiento es difícil ver la situación global del bebé y sus papás. Busca a alguien que no tenga prisa en dedicarle el tiempo necesario y no esté más procupado en “atender al siguiente”.
  •    Busca métodos fiables de tratamiento.
  •    Que el profesional esté al día en conocimientos, escriba artículos de salud y que sea de fácil acceso para ti, si necesitas resolver una duda en un determinado momento.
  • Que disponga de un equipo multidisciplinar para poner solución a los problemas de tu bebé.

Estos son solo algunos ejemplos, podriamos poner más.
Solamente espero que este artículo te sea de gran ayuda, si tienes dudas. Si lo tienes claro ADELANTE ¡¡¡