Con respecto a las leches de formula en bebés que padecen cólico del lactante, el cambio de una fórmula de inicio normal a una fórmula hidrolizada es una opción para los bebés alimentados con fórmula (1).
Este cambio de leche no debe hacerse sin más, debe realizarlo un sanitario especializado acorde a la patología detectada en el bebé, puesto que hay multitud de combinaciones posibles dentro de las leches infantiles. Por ponerte ejemplos: las hay hidrolizadas con lactosa y sin lactosa, esenciales, parcialmente hidrolizadas con más o menos lactosa, anti cólico más anti estreñimiento etc, y cada leche puede provocar efectos secundarios a corto, medio o largo plazo en el sistema digestivo del bebé.
Las fórmulas de intervención (hidrolizado de suero parcial, simbiótico, lactosa reducida) reducen significativamente la duración del llanto y mejoran la calidad de vida de los padres y los lactantes (2), pero la valoración previa del bebé, su situación global, sus antecedentes personales y su historia clínica es lo que harán la elección correcta de la leche a pautar al bebé para que, junto a otras intervenciones, le ayuden a disminuir o paliar los temidos cólicos del lactante.
Bibliografía.
 (1). Infantile Colic: Recognition and Treatment .
Am Fam Physician. 2015 Oct 1;92(7):577-82..
Johnson JD, Cocker K, Chang E.
(2). Innovative Dietary Intervention Answers to Baby Colic.
Pediatr Gastroenterol Hepatol Nutr. 2017 Jun;20(2):100-106.
doi: 10.5223/pghn.2017.20.2.100. Epub 2017 Jun 28. Xinias I, Analitis A, Mavroudi A, Roilides I, Lykogeorgou M, Delivoria V, Milingos V, Mylonopoulou M, Vandenplas Y