El porteo es prácticamente indispesble y muy aconsejable en la mejoría del cólico de lactante. Pero recuerda que el porteo debe ser siempre ergonómico, tanto si es con mochila como con pañuelo u otros, (si quieres más información puedes ver más artículos sobre porteo en la web www.mireciennacido.com ).
El bebé tiene molestias gástricas en forma de cólicos entre otras cosas por que su  tripa carece de movimientos ya que los papis suelen tender a moverlo poco y por tanto acumula muchos gases y heces.
Con el porteo, el bebé está incorporado con su tripa pegada a nuestro pecho, y gracias al movimiento del cuerpo del porteador es como si le estuviéramos dando un masaje contínuo en la tripa y ésto le va genial para expulsar gases y hacer caca.
Y además le viene bien por si tiene un cierto reflujo gastroesofágico, que es común en éstos bebés (es decir que la comida se les viene hacia arriba y les produce un ardor o quemazón y por tanto mucha molestia) .
En esa posición es más fácil que expulse los gases y heces y descargue su tripa.
Es similar a estar cogidos en brazos, con lo cual los bebés lo suelen tolerar muy bien.
Si el bebé tiene muchas necesidades afectivas, es decir, que son muy demandantes, también les va muy bien el porteo .