La tortícolis neonatal es una lesión del musculo  Esternocleidomastoideo ( ECOM) del bebé que provoca una inclinación de la cabeza hacia el mismo lado de donde se encuentra dicha lesión y una rotación del mentón hacia el lado contrario.

El ECOM lesionado desarrolla una fibrosis que genera el acortamiento muscular con la posterior rotación e inclinación.

La causa de esta  fibrosis es desconocida. La solemos atribuir a partos dificultosos (bebés grandes o en posición de nalgas), en los que al traccionar de la cabeza del bebé se desgarran  algunas fibras del ECOM  apareciendo comúnmente hematomas al nacimiento.

En numerosas ocasiones, los niños que sufren plagiocefalias y tortícolis asociadas, presentan pequeños nódulos de grasa (lipomas) a nivel de la inserción del ECOM, los cuales terminan por reabsorberse sin más.

Desde el primer momento, se observa la asimetría en la posición de la cabeza del bebé dando lugar a la aparición de asimetrías en el cráneo y en la cara.

La mandíbula suele desplazarse hacia el lado contrario a la tortícolis, ya que al tener un punto fijo de apoyo  sobre la clavícula no permite su correcto crecimiento.

Los bebés con este tipo de lesiones son susceptibles también de sufrir estrabismo  debido a que tiene que ir adaptando su mirada desde una posición anómala .

Es muy importante diagnosticar el origen de la tortícolis. No es lo mismo una tortícolis de origen muscular a una tortícolis secundaria a enfermedades más graves como infecciones ( otitis, abscesos ,adenopatías),lesiones neurológicas( meningitis, Parálisis cerebral) o alteraciones en la columna cervical ( Arnold Chiari,Sd.Klippel Feil) , estas son URGENCIAS MEDICAS.

El tratamiento de la tortícolis se basa principalmente en ir eliminando las tensiones del ECOM, intentando relajarlo hasta conseguir enderezar la posición de la cabeza.

Una vez conseguida la relajación de los tejidos, trabajaremos el cráneo eliminando las restricciones que nos vayamos encontrando a nivel de cráneo, columna cervical y cintura escapular para terminar tratando los diferentes síntomas que presente el bebé (otitis, amigdalitis…)

 MUY IMPORTANTE PARA LOS PAPÁS:

  1. Reposicionar al bebé para ir trabajando el lado contrario a la lesión.
  2. Fomentar posturas que corrijan la cabeza del bebé y la posición boca abajo
  3. Dar masajes  en el ECOM y aplicando calorcito sobre él.
  4. Coger al bebé en hamaca, metiendo un brazo entre las piernas del bebe, sujetando la cabeza por la base del cráneo.